6 de marzo de 2008

Ofensiva de la inspección fiscal ante el freno de la recaudación

Hacienda ha puesto en marcha la maquinaria de los planes de Inspección fiscal para este año con una especial intensidad. Son casi un centenar de programas, diferenciados por sectores y actividades, junto a otros planes específicos, como los que se ocupan de la persecución de las tramas de IVA o la comprobación de los regímenes fiscales especiales.


En las últimas semanas, se ha comunicado a los distintos equipos y unidades de la Inspección sus objetivos en 2008 en la persecución del fraude fiscal. Y los inspectores y subinspectores han constatado un apreciable aumento de las actuaciones que deben realizar. “Han apretado las tuercas”, comentaron fuentes sindicales de estos funcionarios.


Según sus cálculos, los objetivos para este año se han incrementado más de un quince por ciento. La impresión de los cuerpos de la Agencia no parece desacertada, según los documentos a los que ha tenido acceso EXPANSIÓN.


El aumento de los objetivos de control del fraude se produce en un contexto de debilitamiento de la recaudación fiscal, por la desaceleración económica. Este mes de enero, los ingresos tributarios crecieron un 7,2%, la mitad que en el mismo mes del año pasado. La menor actividad económica se está acusando, especialmente, en el IVA: su recaudación cayó el 16,9% el primer mes del año.


El indicador de la actividad de la Inspección se basa en el número de actuaciones homogéneas que tiene que realizar cada equipo o unidad, y sobre las que, además, se mide la productividad de la Inspección. La Agencia Tributaria ha aprobado este año nuevas normas internas que regulan el cálculo y la evaluación de la productividad de los equipos de control tributario, que vienen a sustituir las anteriores, de 2005, que fueron anuladas por la Audiencia Nacional, al no haber sido negociadas con los sindicatos –ver información adjunta–.


Dichas normas (una Resolución del director de la Agencia, del 24 de enero, y una Instrucción del responsable de Inspección, de 12 de febrero) marcan los criterios generales de reparto del incentivo de productividad para inspectores y subinspectores, en función de las actuaciones realizadas.


Para medir la tarea de la Inspección se realiza un complejo cálculo en el que se tienen en cuenta diferentes indicadores y coeficientes, como el número de años investigados, el volumen de ingresos del contribuyente, si la investigación es general o se limita a algún impuesto concreto y, sobre todo, en una cifra de deuda fiscal a descubrir en cada caso.


Es decir, que cuando el inspector investiga a una empresa de construcción o a un abogado, lo supervisa teniendo en cuenta que si encuentra una cifra determinada de fraude percibe bonus, y, en caso contrario, no cobra por productividad. El bonus que puede suponer en total entre el 15% y el 20% del sueldo total de los inspectores.


Los inspectores critican este sistema, basado en la consecución de un número de actuaciones cada vez mayor, que va en detrimento de la calidad y profundidad de la investigación. “Al final, por tratar de cumplir con los objetivos fijados, se acaban realizando actuaciones superficiales, y se propicia la firma de actas en conformidad, para disminuir la litigiosidad, lo que está dañando la imagen de la Inspección y de la Agencia”, dicen.


Fuentes de la Agencia Tributaria afirmaron que “los objetivos han crecido como todos los años; siempre hay quejas, pero al final, se acaban cumpliendo”, aseguraron.


La mayor actividad de la Inspección fiscal no es una situación exclusiva de la Hacienda central. También las autonomías han apretado sus mecanismos de control ante el parón de los ingresos. Las arcas regionales son muy sensibles al parón innmobiliario. La recaudación autonómica por impuestos directamente relacionados con la vivienda, como el de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y el de Actos Jurídicos (AJD) ha caído en 2007 cerca de un 11%.


En este contexto, los asesores fiscales aseguran que se ha producido un incremento notable de los requerimientos de información y expedientes, especialmente para el control del Impuesto de Patrimonio.


Sólo tres días de negociación con los sindicatos


Por primera vez, la Agencia Tributaria se sentó en 2007 con los sindicatos para hablar del pago de la productividad, una bolsa de 85 millones de euros, de donde sale el bonus de la Inspección. Los sindicatos denuncian el “esfuerzo mínimo” de Hacienda en esta negociación, que sólo duró tres reuniones: la primera en febrero, la segunda en marzo, y la última, en diciembre. Y no hubo acuerdo. Más aún, los sindicatos aseguran que en aquellas reuniones no se trataron las nuevas normas aprobadas este año por la Agencia para regular la distribución de la productividad de la Inspección.


Por eso, no descartan plantear un recurso en los tribunales. Precisamente, la regulación vigente hasta ahora fue anulada por la Audiencia Nacional, tras una reclamación del sindicato USO-SIAT, por no haber sido objeto de negociación con los representantes de los trabajadores. Este sindicato recurrió también el reparto concreto del bonus en las diferentes administraciones provinciales de Hacienda y, de momento, ha logrado 19 fallos a favor. La nueva Resolución de la Agencia reconoce que “la reciente doctrina jurisprudencial” y las modificaciones introducidas en la ley de Presupuestos de 2008 en las normas de reparto de productividad, han obligado a reformar su regulación.


(Noticia extraída de Expansión)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos a los Comentarios de Conoce Tus Impuestos, si quieres hacer alguna consulta no lo dudes, respondemos lo antes posible.
No olvides dejar un nombre o apodo para poder dirigirnos a ti y si tienes blog, no dudes en dejar un enlace.
Desde la nueva actualizacion de blogger los post con mas de 200 comentarios tienen problemas para cargar todos, por lo que si quieres ver más tienes que pinchar en el enlace que pone cargar más sobre estas lineas.

Compartelo